¡Oferta!

Nuestro cuerpo es un imán que camina

Está compuesto por cargas positivas (los huesos) y cargas negativas (el resto del cuerpo) y, por lo tanto, rigen perfectamente las leyes de Faraday y Lorentz y Hall que tienen relación con la Magneto Hidrodinámica.

Los alimentos que consumimos están compuestos por minerales, una vez procesados en nuestro organismo pasan a formar parte del flujo sanguíneo y lo hacen constituyendo las “micelas”, con sus cargas positivas y negativas, dando a la sangre la característica de los coloides.

Dado que nuestro tejido endotelial es de carga negativa y las micelas también lo son, el aplicar un imán con el polo negativo hace incrementar el intercambio celular, la oxigenación y la eliminación de toxinas, las que pasan finalmente a los conductos linfáticos y desde allí son expulsados del cuerpo.

Por otra parte, esta estimulación contribuye a que el endotelio genere NO (oxido nítrico) tan necesario para la vida de todo organismo por su acción vasodilatadora que, además, mejora la interacción de los componentes sanguíneos y evita calambres. También se fortalecen las conexiones nerviosas lo que hace que disminuya el dolor.

Imán de Neodimio N35

35 x 6 mm 2.800 Gauss

Category

$7.850

Agotado

Se ha comprobado que los imanes tienen los siguientes beneficios:

  • Reduce y mitiga el dolor
  • Aumenta la oxigenación celular
  • Regenera los tejidos
  • Reduce la inflación
  • Reduce los depósitos de calcio en las articulaciones
  • Mejora la presión sanguínea
  • Antiestrés, porque regula el sueño, etc.
  • Ayuda a la generación de los osteoblastos
  • Eliminación de hongos, bacterias y virus

INFORMACIÓN: Envío vía Starken